Tips, Consejos y Guías Para el Bienestar

El árnica tiene una vasta historia en el mundo de la medicina herbal como ingrediente para promover la salud, y todavía hoy se considera como uno de los mejores remedios para promover la curación externa local, especialmente para tratar diferentes tipos de hematomas, heridas y esguinces.

Las propiedades activas del árnica

Las flores de árnica contienen varios componentes útiles para todo el cuerpo, y dada su diferente naturaleza y diferentes capacidades pueden reservar muchos aspectos positivos para el organismo. De hecho, la árnica contiene:

  • Lactonas y ácidos acético e isobutírico
  • Aceite esencial: aporta al organismo ácidos grasos esenciales, carotenoides, timol, ácido cafeico y derivados.
  • Glucósidos flavonoides, alcaloides, aceite volátil, taninos, alcohol y sustancias isométricas

Todos estos compuestos son particularmente útiles para promover la salud del sistema inmunológico, fortaleciéndolo de una manera realmente sorprendente.

Usos medicinales y beneficios del árnica

  • Uno de los usos más antiguos de los extractos de árnica fue para tratar diversos problemas «externos» al cuerpo, como ungüento para cortes, contusiones y heridas de diversa índole, reduciendo la inflamación y la hinchazón permitiendo que el cuerpo se cure por completo. Gracias a sus propiedades antimicrobianas, la árnica también garantiza la protección contra virus y bacterias que pueden asentarse en heridas abiertas, provocando incluso infecciones graves.
  • Hoy en día, las propiedades de la árnica son bien conocidas por todos los expertos en homeopatía, que aprecian especialmente su apoyo al sistema cardiovascular y nervioso del organismo: de hecho, la árnica favorece el aumento de la circulación sanguínea, liberándola de una gran cantidad de compuestos tóxicos que la mayoría de las veces son perjudiciales para todo el sistema vascular; además el sistema nervioso se ve ampliamente beneficiado por las sustancias del árnica, regulando los impulsos del cerebro hacia los demás órganos del cuerpo, regulando su acción que puede verse comprometida por muchos factores a lo largo de su vida.
  • Los tejidos musculares también están controlados por las sustancias activas del árnica, evitando su degradación natural por el envejecimiento y haciéndolos más tonificados y elásticos: existen varias patologías que afectan a los tejidos y articulaciones del cuerpo comprometiendo su funcionalidad, pero gracias al árnica se puede mantenerte más saludable por más tiempo.

Consejos sobre el uso de árnica

Presta mucha atención a respetar las dosis prescritas por tu médico y los tiempos recomendados para el tratamiento, ya que un mal consumo o uso incorrecto de sustancias derivadas del árnica puede resultar bastante tóxico o peligroso para la salud.

La dosificación de tintura madre de árnica es muy simple, aquí hay un ejemplo práctico de cómo podría usarse:

Tintura de árnica

verter 1/2 litro de alcohol a 70 ° sobre 100g de flores de árnica, cerrar herméticamente el recipiente y dejar en infusión durante 2 semanas y luego filtrar.

Para hacer gárgaras

use solo 10 gotas de tintura diluidas en un vaso de agua.

Esencia de árnica

Mezclar 2 cucharadas de tintura con 15 cl de alcohol a 70 °.

Decocciones de árnica para hacer gárgaras.

Vierta agua hirviendo en una taza que contenga una cucharadita de flores secas. Dejar infundir durante 10 minutos.

Árnica en ungüento, gel y aceite.

Para contusiones, frotar o masajear con las preparaciones a la venta en farmacias.

Aceite de árnica para el cabello

Deje reposar una mezcla de aceite de oliva y flores de árnica durante 10 días al calor.

Compresas de árnica

Vierta una cucharada de tintura de árnica en 1/4 litro de agua tibia. Remojar una tableta de lino con esta solución y aplicarla durante 30 minutos sobre la zona a tratar.

La planta de árnica se utiliza en preparaciones contra tendinitis por dolor de espalda, etc.

Hierbas medicinales Plantas medicinales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *