Tips, Consejos y Guías Para el Bienestar

Los extractos de las diferentes bayas, entre las que se encuentran las bayas de espino, han sido estudiados desde hace mucho tiempo por el mundo de la homeopatía por sus efectos especiales que aumentan la salud del corazón y del organismo en general.

Los principales usos de la planta de espino se refieren a una serie de trastornos de la salud que, con el tiempo, pueden convertirse en una forma más grave y eficaz para el bienestar del cuerpo, que incluyen:

  • Problemas digestivos
  • Angina de pecho
  • Aterosclerosis
  • Insuficiencia cardiaca
  • Alta presión sanguínea.

Los beneficios y propiedades de la planta de espino

Los antioxidantes del espino aumentan la salud general del corazón principalmente gracias a su poder vigorizante y vigorizante de los vasos sanguíneos, útil para estimular el flujo de sangre a lo largo del sistema.

Estos antioxidantes aumentan la capacidad del organismo para fortalecer sus defensas inmunológicas y prevenir la acción de los radicales libres y los virus que comprometen el equilibrio de los procesos orgánicos.

Espino para la insuficiencia cardíaca

El extracto de la planta de espino es útil en el manejo de los síntomas derivados de problemas fisiológicos relacionados con la insuficiencia cardíaca, que si bien afecta a pocas personas en el mundo, puede resultar una condición particularmente difícil de manejar.

El estudio confirma que el espino puede mejorar el bienestar corporal y limitar los síntomas de insuficiencia cardíaca, como fatiga o dificultad para respirar.

Espino y alta presión

Uno de los tratamientos más recomendados para tratar la hipertensión arterial es un suplemento de magnesio combinado con extracto de espino para beneficiar y regular la presión diastólica y así beneficiar a los pacientes que padecen esta patología.

El espino en este caso también puede resultar realmente útil para terapias contra la ansiedad y el asma.

Espino y aterosclerosis

El espino también ha demostrado su eficacia a la hora de reducir las toxinas y el colesterol en sangre, actuando como una forma real de prevención contra la aterosclerosis y otras afecciones de salud como la diabetes.

Preste atención a la cantidad de espino que se toma cada día, ya que una sobredosis puede provocar síntomas graves como fatiga, náuseas y mareos: estos deberían ser motivos suficientes para limitarse a las dosis recomendadas por su médico.

Infusión de espino

La infusión es muy sencilla de preparar, basta con empezar vertiendo 100 ml de agua hirviendo sobre una cucharada de flores de espino secas, dejar reposar 5 minutos y luego filtrar.

En caso de dificultad para conciliar el sueño asociada con palpitaciones, tome 1-2 tazas por la noche antes de acostarse.

Al gusto, endulzar con una cucharadita de miel.

Decocción de espino

Verter 5 g de frutos secos en 400 ml de agua y dejar macerar durante 4-5 horas. Luego hervir brevemente y colar.

En caso de diarrea y retención úrica, beber 2 tazas al día.

Contra los trastornos funcionales del corazón como la extrasístole y las palpitaciones, preparar una infusión con 30 g de flores de espino, 30 g de convallaria, 20 g de hojas de melisa , 20 g de raíz de valeriana.

Vierta 2 cucharadas en una taza de agua hirviendo, déjela reposar, luego cuele. Bebe 2 tazas al día.

Enjuague y haga gárgaras

La decocción y la infusión se pueden utilizar para enjuagar y hacer gárgaras en caso de estomatitis y gingivitis.

Infusión de espino

Hierbas medicinales Plantas medicinales

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *